Cambia El Grifo De Manera Fácil

Los grifos dentro de una vivienda, al pasar del tiempo suelen deteriorarse, dando como resultado a las goteras. Este tipo de problema, lo solemos dejar para un después que puede postergarse sin darnos cuenta por mucho tiempo, dejando agravar el asunto. Esto sucede muchas veces por el deseo de querer ahorrar dinero evitando llamar a un experto de la fontaneria Vallecas. Sin embargo, necesitas saber que la reparación del grifo de tu casa no es tan complicada como te lo imaginas. Solo debes tener las herramientas necesarias y lo demás será pan comido.

Proceso:

  1. Debes revisar el fregadero:

Lo primero que debes hacer, es asegurarte bien de cuantas grietas hay y saber a qué distancia se encuentran cada una de ellas. Además, debes estar atento a qué tipo de grifo necesitas para su pronto y correcto reemplazo.

  1. Ve de compras:

Si lo que quieres es que te dure el grifo que piensas utilizar de modo habitual, necesitaras calidad. Existen muchas opciones y el precio suele ser muy accesibles. La recomendación en este proceso es elegir lo mejor.

  1. Presta atención a las instrucciones:

Al adquirir un grifo nuevo, debemos estar atento a las instrucciones dadas por el mismo fabricante. De esta manera nos estaremos facilitando su instalación, reduciendo el tiempo de trabajo.

  1. Poseer las herramientas necesarias:

Es importante que posees las herramientas necesarias. De no tener deberás comprar al menos una llave inglesa, que es la que te ayudará a montar y desmontar todas las tuercas que encontraras, como en el área detrás del fregadero.

  1. Asegúrate de tener iluminación:

La iluminación para realizar este trabajo, es verdaderamente necesario. A la hora de querer cambiar el grifo deberás asegurarte de la buena iluminación para que puedas observar sin problemas todas las áreas del fregadero. Podrías solucionar esto con ayuda de alguna lámpara o linterna.

  1. Corta el flujo del agua:

Revisa que esté completamente cerrada la llave de paso, de manera que no interrumpa a la hora de ponerse a trabajar en el cambio del grifo. Como el fregadero funciona con dos ranuras; una que permite el paso del agua caliente y la otra del agua fría, debes girarlas hacia la derecha y podrás así cerrar y trancar el paso del agua.

  1. Debes aflojar la tuerca del grifo:

Primeramente, utiliza la llave inglesa, y sin desesperarte desenrosca la tuerca de la tubería que se encuentra por encima de la válvula, para que puedas liberar el agua que ahí se encuentra atrapada. Luego le sigue la tuerca del grifo.

  1. Limpia antes de montar:

El fregadero debe quedar impecable antes de realizar el cambio de grifo. De ser necesario, elimina cualquier residuo de cal. Para lograr disolver estos residuos, podrás hacerlo con ayuda del vinagre. De esta manera dejarás todo despejado para proseguir a la instalación del grifo.

  1. Montaje del grifo:

Ahora lo que queda es montar el grifo. Pero antes deberás unir los tubos al grifo para su instalación. Mientras conectas el tubo al grifo, fija un espacio de tiempo para asomarte y asegurarte de que todo va bien. Luego de esto solo debes conectar los tubos a la válvula que se encuentra en la parte de abajo y finalmente apretar las tuercas.

  1. Prueba y comprueba:

Asegúrate en repetidas ocasiones de que no hayan quedado fugas. Cada diez o quince minutos puedes abrir el agua para confirmar que el agua no se escapa. Si no se observan estas fugas, significará que el trabajo está hecho. De lo contrario, vuelve a revisar y apretar mejor las tuercas.